Martina- Una nueva vida

Martina

Hace unos meses nos daban la noticia. La familia crece. Mi compañera de juegos, de veranos en casa de los abuelos, de cursillo de natación y tantos recuerdos. Mi prima, ella con la que compartí noches de fiesta empezando a jugar a ser mayores, con nuestra ingenuidad por bandera, sin saber que el futuro nos llevaría al hoy. Un hoy con ausencias, pero abundante en esperanzas y en lo que está por venir. Es ella quien nos sorprendió con una foto llena de amor, donde apenas se divisaba más que el tamaño de un guisante, pero en realidad era vida.

Y desde ese momento un recorrido a una infancia compartida, un carrete de fotos interminables. Abuelo Valentín tomando su cazo de leche  y gofio antes de que el sol saliera, abuela Yaya arropándonos una noche de verano demasiado fría.

Un almuerzo el día que los mayores plantaban papas, y nosotras en la mesa de los niños. Y luego a la venta o al bar de Miguel a comprar los helados, mi madre quería siempre un mulato, otros tantos cornetos, y algún polo de hielo.

Pero ya aquel pequeño ser con tamaño de guisante ha crecido, está creciendo dentro de ti, y compartiéndolo con tu compañero de vida.

Es una niña, Martina. Nombre de mujer. Y ya divisamos en su ecografía la forma de su cara, buscando parecidos razonables, buscando en sus manos cómo se aferra a la vida que está por llegar.

Martina, soy tu prima. Y quiero decirte que vas a llegar a una gran familia. Que estamos deseando verte, pero tú tranquila. Espera tu momento, navegando en las aguas que te sostienen.

Martina, tus padres te van a procurar los cuidados necesarios y te van a llenar de amor. No te preocupes, porque eso no te va a faltar. Y estoy segura que serás lo que quieras ser.

Yo necesito decirte algo, voy a poner mi granito de arena para intentar dejarte un mundo mejor. Para que cuando crezcas tengas las mismas oportunidades que los niños que serán hombres cuando tú seas mujer.

Lo haré en la calle alzando mi voz, con mis letras en esta isla en la que a veces naufrago en soledad, pero te aseguro que lucha no va a faltar.

Y algún día cuando crezcas, igual dirás vaya prima loca que tenía mi madre. Y eso significará que hemos conseguido ganar. Que vivimos en un mundo en igualdad.

Martina, aún no te conozco, pero ya te quiero. Y es que hay sentimientos difíciles de explicar.

5 Comments on Martina- Una nueva vida

  1. Que precioso… no puedo decir más

  2. Que bonito que real y que tierno. Enhorabuena a isla de letras y a la mamá y el papá.

  3. Que preciosas palabras, tratándose de a quien va dirigido más significatido tienen, sin duda a una persona preciosa por dentro como por fuera y que va a ser una gran madre.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*